¿Qué tiene la leche materna?

Traducción: Laura Nafissi, Vanina Schoeijett, Verónica Garea, IBCLC.
Revisión: Delfina Medeot
babybluependleton.jpgPuede ser que hayas escuchado a las mujeres de tu comunidad, quizá tu madre o tu abuela, hablando de amamantar a sus bebés. Mucha gente dice que amamantar es la “mejor” opción para todas las madres y que todas las madres deberían amamantar a sus bebés. ¿Te preguntaste alguna vez qué tiene la leche humana que la hace tan diferente de la fórmula? A diferencia de la fórmula tu leche es específica de la especie (hecha para los humanos) y brinda todos los nutrientes necesarios para que tu bebé crezca sana y fuerte.
La leche está compuesta de muchas partes. Están los elementos no-nutritivos, algunos tan pequeños que ni el mejor laboratorio los puede replicar. Estos componentes bioactivos ofrecen más que alimento: se ocupan de proteger el tracto urinario de tu bebé de infecciones y de mantener el intestino libre de bacterias nocivas y virus. Se especula que la razón por la que la leche de las madres tiene tantos anticuerpos y componente inmunológicos es que al nacer el sistema de defensa del bebé está muy inmaduro. El sistema inmunológico de tu hijo no madurará por completo hasta aproximadamente los cuatro años de edad, así que tu bebé nace relativamente indefenso y muy vulnerable a la enfermedad. Cuando amamantas proteges a tu bebé recubriendo sus intestinos y otras partes de su sistema digestivo inmaduro con proteínas protectoras, especializadas, y los factores inmunológicos de la leche materna hacen su trabajo también en el torrente sanguíneo. Tu leche es una barrera sólida contra gérmenes indeseables.
De acuerdo con el trabajo esclarecedor de la Dra Ann  Prentice en 1996, la lista de factores no-nutritivos incluye los siguientes elementos:
“Factores antimicrobiales: IgA  secretora, IgM, IgG, lactoferrina, lisozima, componente C#, leucócitos, factor Bifidus, lípidos y ácidos grasos, mucinas antivirales, GAGs, oligosacáridos.”
• La lactoferrina funciona como un transporte de hierro que también actúa como antimicrobiano, en particular contra la bacteria E.coli.
• La lisozima es bactericida (mata bacterias) y anti inflamatoria, y a medida que sigues amamantando, sus niveles aumentan paulatinamente y alcanzan su máximo  aproximadamente a los 6 meses. Amamanta a tu bebé durante el tiempo que quieras, tu leche lo protegerá de enfermedades mientras dure la lactancia
• sIgA, IgG e IgM trabajan brindando una extensión del sistema inmunológico de la madre hacia el bebé. Los anticuerpos de la madre se expresan en la leche para dar inmunidad (protección) a enfermedades específicas (antígenos) en el ambiente. Mantener a la madre y la bebé juntos después del nacimiento le da a la madre más oportunidades de desarrollar anticuerpos a cualquier bacteria en su entorno común. Si este tema te interesa especialmente, aquí tienen otro artículo sobre el sistema inmune entero-mamario (N de T: en inglés)
• Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga, en particular DHA y AA, están asociados a la visión y al proceso cognitivo (pensamiento). El contenido de estos dos factores en la leche materna está vinculado con la dieta de la madre.
Otros ejemplos de componentes no-nutricionales de la leche materna en el artículo de Ann Prentice:
“Citokinas/antiinflamatorios: factor de necrosis tumoral, interleukinas, interferón-gama, prostaglandinas, antioxidantes, antitripsina α-1, antiquimotripsina α-1.
Hormonas: Inhibidor por realimentación (FIL), insulina, cortisol, prolactina, hormona tiroidea, corticoesteroides, ACTH, ocitocina, calcitonina, PHrP, eritropoyetina.
Enzimas digestivas/otros: esterasa BSS, lipasa BSS, amilasa, lipasa-lipoporteína, casomorfina, péptidos β, nucleótidos, ADN, ARN.”
Notarás que algunos de los componentes que hemos listado en este artículo están repetidos en más de una categoría: éstos sirven para más de un propósito. De hecho, algunos de estos factores tienen propósitos nutricionales luego de que han cumplido su trabajo antimicrobiano y han sido digeridos y absorbidos. Se relacionan unos con otros y con el cuerpo del bebé. En tanto la leche es digerida, más factores bioactivos son producidos y van teniendo nuevos efectos en el bebé. Puedes verlo como un círculo conectado entre la madre, el bebé y la leche.
Aquí van algunos detalles más sobre los principales componentes de la leche:
• La amilasa es una enzima necesaria para que el cuerpo descomponga los almidones que contienen los alimentos. Hace la digestión de la leche materna mucho más fácil para tu bebé.
• La lipasa es una enzima que el cuerpo necesita para descomponer las grasas y es también beneficiosa para tu bebé.
• El factor activador de plaquetas ayuda a acelerar cualquier necesidad de curar los pezones de la madre y también los intestinos del infante.
• La caseína dificulta que los microbios se peguen a las paredes mucosas del cuerpo de tu bebé. Esas paredes recubren la parte interna de los pulmones, del tracto digestivo, de la nariz. Todas las puertas de entrada están cubiertas por mucosa.
• Los oligosacáridos trabajan como los principales protectores contra los gérmenes. Poseen partes llamadas “ligadores” que engañan a las bacterias y virus haciéndoles creer que son partes del bebé; las bacterias y virus se adhieren a los oligosacáridos en su lugar y luego son eliminados del cuerpo del bebé.
Existen ciertas proteínas en la leche que ofrecen funciones de protección:
• -caseína
• Proteínas del suero: -lactoalbúmina: Alfa-lactoalbúmina Humana Hecha Letal para las Células Tumorales (HAMLET por sus siglas en Inglés), lactoferrina, inmunoglobulinas, lisozima y seroalbúmina.
Existen carbohidratos que proveen las calorías necesarias para el crecimiento de tu bebé:
• Lactosa
• Lacto-N-tetraosa
Existen grasas que sostienen el almacenamiento de calorías  para los picos de crecimiento y son esenciales para el desarrollo del cerebro y de la visión:
• Triglicéridos (la grasa primaria en la leche materna)
• Ácido oleico
• Ácido palmítico
• Ácido araquidónico (AA)
• Ácido docosahexaenoicoExisten células que hacen un trabajo especial manteniendo a tu bebé sano:
• Leucocitos (glóbulos blancos): fagocitos, basófilos, neutrófilos, eosinófilos y macrófagos
• Linfocitos: células T y B
• Células  madre
Hay  factores de crecimiento:
 Cortisol
 Insulínico
 Tiroxina
 Colecistoquinina
 Epidérmico
 Nervioso
 Transformante
 Taurina
 Poliaminas
* Las siguientes secciones de hormonas (vitaminas, minerales, transportadores, y citoquinas) estarían incompletas si no fuera por el trabajo de Cecily Hedberg, Sherri Hedberg, y Haley Rumble. Nos basamos en gran medida en su trabajo, y el crédito de esta sección es de ellas con adiciones nuestras de poca importancia.
Hay hormonas:
 Oxitocina
 Prolactina
 Factor inhibidor (FIL)
 Insulina
 Cortisol
 Corticoesteroides
 Hormona adrenocorticotrópica (ACTH)
 Calcitonina
 Hormona Paratiroidea (PHrP)
 Eritropoyetina
 Triyodotironina (T3)
 Hormona tiroidea estimulante (TSH)
 Hormona liberadora de tirotropina (TRH)
 Trombopoyetina
 Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH)
 Hormona liberadora de la hormona de crecimiento (GRH)
 Leptina
 Grelina
Hay vitaminas:
 Vitamina A
 Vitamina C
 Vitamina B1
 Vitamina B2
 Vitamina D
 Vitamina E
 Vitamina K
 Betacarotenos
 Tocoferoles
 Tiamina
 Riboflavina
 Niacina
 Ácido Fólico
 Ácido pantoténico
 Biotina
Los minerales:
 Calcio
 Fósforo
 Sodio
 Potasio
 Cloro
 Zinc
 Magnesio
 Hierro
 Selenio
 Colina
 Azufre
 Cromo
 Cobalto
 Flúor
Hay citocinas / elementos antiinflamatorios
 Antioxidantes
 α -1 antitripsina
 α -1 antiquimotripsina
 Interleukina-1β (IL-1β)
 IL-2
 IL-4
 IL-6
 IL-8
 IL-10
 Factor estimulante de colonias de granulocitos (G-CSF)
 Factor estimulante de colonias de macrófagos (M-CSF)
 Factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF)
 Factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF)
 Factor de crecimiento de los hepatocitos -α (HGF-α)
 HGF-β
 Factor de necrosis tumoral-α
 Interferón-γ
 Factor de crecimiento epitelial (EGF)
 Factor de crecimiento transformante-α (TGF-α)
 TGF β1
 TGF-β2
 Factor de crecimiento insulínico-I (IGF-I)
 Factor de crecimiento insulínico- II
 Factor de crecimiento nervioso (NGF)
 Eritropoyetina
También hay transportadores:
 Lactoferrina
 Aglutinante de folato
 Aglutinante de cobalamina
 Aglutinante de IGF
 Aglutinante de tiroxina
 Aglutinante de corticosteroide
Hay muchas cosas buenas en la leche materna que aún se desconocen, y el tema sigue siendo explorado. Los efectos de la lactancia materna en tu bebé durarán hasta su vida adulta, y pueden influir en la salud de sus hijos, nietos y las generaciones posteriores. Incluso si estás fumando o bebes de vez en cuando, tu bebé todavía necesita tu leche. La próxima vez que alguien te diga que la fórmula es más fácil, puedes mostrarles este artículo, y podrán comparar los ingredientes en la parte posterior de una lata fórmula con esta lista. La lactancia materna es la opción natural, y amamantar a tu bebé resulta mejor para la salud de ambos.Referencias:
Prentice, A. (1996) Constituents of human milk,. Food and Nutrition Bulletin, (The United Nations University Press), 17(4)
Heslett, c., Hedberg, S. & Rumble, H. Breastmilk poster. Douglas College, new Westminster, BC, Canada
Riordan, J. & Wombach, K. (2010), Breastfeeding and Human Lactation, 4th edition. Jones and Barlett Publishers
Lucas, A., Gibbs, J. & Baum, J.D. (1977), What´s in breastmilk. Lancet, 8019:1011-2
Garofalo, R. (2010), Cytokines in human milk. Journal of Pediatrics. 152 (2 suppl): s36-40
Walker, a. (2010) Breastmilk as the gold standard of protective nutrients. Journal of Pediatrics, 152 (2 suppl): s3-7
Cregan, M.D. et al. (2007), Identification of nestin- positive putative mammary stem cells in human breastmilk. Cell Tissue Res. 329 (1): 129- 36
Lehti, K.K. (1989), Iron, folic acid and zinc intakes and status of low socio- economic pregnant and lactation amazonian women. Europian Journal of clinical Nutrition. 43 (8); 505 -13.
(c) 2011. Serena Meyer, IBCLC
Actualizado 16/07/2012

Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone
This entry was posted in Articles for Breastfeeding Support Workers, Breastfeeding. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *